¿Vas contratar telemarketing?

por | Telemarketing

Si vas a contratar telemarketing, no cometas estos 5 errores

El telemarketing es una herramienta de marketing esencial que puede ayudar a las empresas a aumentar su base de clientes y mejorar su rentabilidad. Sin embargo, al contratar servicios de telemarketing, es fundamental evitar ciertos errores comunes que pueden afectar negativamente el rendimiento y los resultados. En este artículo del blog de Data&Co, expondremos los cinco errores más comunes que las empresas suelen cometer al contratar telemarketing:

No definir claramente los objetivos

Antes de contratar servicios de telemarketing, es esencial tener una comprensión clara de qué se espera lograr. Sin objetivos definidos, será difícil medir el éxito o el fracaso de la campaña. Por lo tanto, es crucial establecer metas claras y alcanzables antes de iniciar cualquier campaña de telemarketing.

Antes incluso de establecer esas metas hay que reflexionar sobre el cliente potencial al que se espera llegar y si es el telemarketing la mejor forma de impactarlo. Además de tener en cuenta que tipo de telemarketing contratar en función del potencial cliente: llamadas, mail, SMS, mensajería como whatsapp, etc.

Contratar sin investigar adecuadamente

No todas las empresas de telemarketing son iguales. En el punto anterior se investigaba al potencial cliente y en este hay que hacer lo propio con la empresa a contratar. Algunas empresas de telemarketing pueden tener una reputación excelente y ofrecer servicios de alta calidad, mientras que otras pueden no cumplir con las expectativas. Por lo tanto, es crucial realizar una investigación exhaustiva antes de contratar telemarketing. Esto incluye verificar las referencias, comparar precios y servicios. Algo que no se puede quedar fuera es la especialización de la empresa a contratar, que puede ser por tipo de lead o incluso por sector económico.

Ignorar la formación y la calidad

La calidad del servicio de telemarketing depende en gran medida de la formación y habilidades del personal. Si los agentes de telemarketing no están bien formados o no tienen las habilidades necesarias, es probable que no puedan entregar los resultados esperados. Por lo tanto, al contratar telemarketing, es fundamental asegurarse de que la empresa proporciona una formación adecuada a su personal y mantiene altos estándares de calidad.

No supervisar el rendimiento

Contratar telemarketing no significa simplemente delegar la tarea y olvidarse de ella. Es esencial supervisar el rendimiento de la campaña regularmente para asegurarse de que se están logrando los objetivos. Esto incluye revisar los informes de rendimiento, escuchar las llamadas grabadas y proporcionar retroalimentación para mejorar. Más adelante, en este mismo artículo, te damos 10 detalles para identificar una llamada de baja calidad para la venta.

No entender las leyes y regulaciones

El telemarketing está sujeto a una serie de leyes y regulaciones que varían de un país a otro. No entender o ignorar estas leyes puede resultar en importantes sanciones. Por lo tanto, es esencial asegurarse de que la empresa de telemarketing que contrate esté al tanto de todas las leyes y regulaciones aplicables. ¿Quieres una introducción a la regulación del telemarketing ahora mismo? En Data&Co te ofrecemos un adelanto:

En conclusión, contratar telemarketing puede ser una excelente manera de aumentar la base de clientes y mejorar la rentabilidad. Sin embargo, es crucial evitar los errores mencionados anteriormente para asegurar el éxito de la campaña. Al definir claramente los objetivos, investigar adecuadamente, enfocarse en la formación y la calidad, supervisar el rendimiento y entender las leyes y regulaciones, las empresas pueden maximizar el potencial del telemarketing y lograr sus objetivos de negocio.

Y como extra en este artículo del blog de Data&Co tenemos 5 errores que no debe cometer los teleoperadores que contrates:

10 errores que no se deben cometer a la hora de hacer una llamada de telemarketing

Uso adecuado de guiones

Un guión puede ser una herramienta útil para mantenerse enfocado durante una llamada y retomar la conversación si se pierde el rumbo. Sin embargo, es fundamental evitar la tentación de simplemente leer el guión. Si el cliente percibe que estás leyendo, puede que no confíe en la empresa.

Evitar la venta directa inmediata

Tras una rápida introducción, es recomendable no lanzarse a vender de inmediato con frases como «¿Conoce nuestro producto?» o «¿Está interesado en…?». Es preferible entablar un diálogo y conocer al cliente antes de presentarle el producto de manera más atractiva y personalizada.

Narraciones breves y claras

Un agente que habla sin cesar y relata historias largas puede hacer que el cliente pierda interés y desconecte de la llamada. Para evitar perder una oportunidad de venta, es mejor compartir historias breves y relevantes para el cliente, lo que hará la llamada más atractiva e interesante. La empatía en la llamada es trascendental en el resultado final.

Evitar respuestas negativas

Tanto en ventas como en atención al cliente, las respuestas negativas no suelen ser efectivas. Un simple «No» puede alejar al cliente más que un «Quizás» o una alternativa a su solicitud. Antes de rechazar una petición del cliente, es mejor buscar una respuesta menos contundente.

Evitar la palabra “pero” ayuda a generar confianza en la conversación en cualquier tipo de situación, sea una venta o una reclamación.

Mantener el respeto

Aunque pueda parecer obvio, es crucial recordar que el cliente es un ser humano por encima de una fuente de ingresos de la empresa. Siempre se debe mantener un tono amable y positivo. De lo contrario, se puede generar desconfianza y provocar que la llamada termine de manera abrupta. Todos hemos escuchado el término “sonrisa telefónica”, esa forma de hablar solo es una manera más de mantener el respeto y la cordialidad en la llamada.

Tiempos de espera excesivos

La paciencia de los clientes se pone a prueba cuando se les deja en espera durante largos periodos. Es esencial que los agentes de llamadas resuelvan los problemas de los clientes de manera rápida y eficiente, evitando el uso excesivo de la opción de espera. Si los tiempos de espera son largos, se deben optimizar los procesos y utilizar sistemas de base de conocimientos y software actualizado para mejorar la eficiencia.

Cuidado con un objetivo de tiempo de espera corto si eso supone aumentar el riesgo de una mala asistencia.

 Colas de llamadas largas

Las frases que indican un alto volumen de llamadas y tiempos de espera prolongados pueden ser muy frustrantes para los clientes. Para evitar esto, se puede considerar la contratación de agentes adicionales durante los periodos de mayor volumen de llamadas. La gestión de los cuellos de botella con alternativas son imprescindibles.

Transferencias frecuentes

La transferencia constante de una llamada de un agente a otro puede ser exasperante para los clientes. Para evitar esta situación, se pueden formar agentes de manera cruzada, establecer agentes especializados, utilizar llamadas de conferencia y utilizar software inteligente.

Redirección al sitio web

Solicitar a los clientes que se dirijan al sitio web durante una llamada puede interrumpir la experiencia del cliente. Es importante recordar que si el cliente ha llamado, probablemente prefiera esta forma de comunicación. En lugar de redirigirlos al sitio web, se puede mencionar como una opción adicional.

Solicitar información redundante

Pedir a los clientes que repitan información que ya han proporcionado puede ser frustrante y dar la impresión de un sistema ineficiente. Para evitar esto, se puede invertir en una aplicación de agente de centro de llamadas que mantenga toda la información del cliente fácilmente accesible, permitiendo a los agentes centrarse en resolver el problema en lugar de recopilar información.